La ciberseguridad es un tema de gran importancia en la actualidad debido a la creciente dependencia de las tecnologías de la información y la comunicación en casi todos los aspectos de nuestra vida. 

Imaginemos un mundo en el que no existieran los hackers éticos, la consecuencia principal sería que los datos de las empresas y personas quedarían expuestos, lo que sería muy perjudicial.

Podemos comparar una sociedad sin los profesionales de la ciberseguridad, como un entorno en el que alguien enfermo no pudiera acudir a médicos que le atiendan. También se podría relacionar a que varias personas teman por su vida, al producirse un incendio en su casa y no contar con el apoyo de los bomberos para apagar el fuego.

¿Qué es la ciberseguridad?

La ciberseguridad se refiere a la protección de los sistemas informáticos, las redes y los dispositivos de comunicación de cualquier tipo de ataque, acceso no autorizado o cualquier otra forma de actividad malintencionada. La protección de la información y los sistemas informáticos es esencial para garantizar la privacidad, la confidencialidad y la disponibilidad de la información, lo que a su vez es fundamental para la seguridad de las personas, las empresas y las organizaciones en general. 

La ciberseguridad es importante porque cada vez más aspectos de nuestras vidas dependen de dispositivos y sistemas conectados a internet, lo que significa que somos cada vez más vulnerables a ataques cibernéticos. Los ataques cibernéticos pueden causar daños económicos, robar información confidencial o interrumpir el funcionamiento de sistemas críticos. Por eso, es importante protegernos mediante el uso de medidas de seguridad como contraseñas fuertes, firewalls y software de seguridad.

El papel del hacker ético en las empresas

Los ataques cibernéticos pueden tener un impacto significativo en la rentabilidad y la sostenibilidad de una empresa, estos ataques pueden causar interrupciones en el funcionamiento normal de la misma, lo que puede provocar pérdidas de ingresos y aumentar los costos operativos. Además, un ataque cibernético puede dañar la reputación de una empresa y perjudicar su imagen de marca, causando un impacto negativo en sus ventas y su rentabilidad a largo plazo.

Un hacker ético es como un guardia de seguridad pero en lo relacionado a la informática, este profesional utiliza sus habilidades para ayudar a las empresas a mejorar la seguridad de sus sistemas y procesos. Los datos son poder y las empresas necesitan protegerse para prevenir todo tipo de ataques cibernéticos, que son cada vez más frecuentes y generan daños irreparables.

Las empresas son el motor de la economía de un país, en España hay más de 40.000 ciberataques al día, este dato muestra la importancia de contar con un hacker ético en las mismas. A nivel general existen varias recomendaciones que pueden ayudar a las empresas a protegerse contra los ataques cibernéticos. Algunas de las mejores recomendaciones son:

  • Implementar medidas de seguridad en todos los dispositivos y sistemas informáticos de la empresa, incluyendo contraseñas seguras y actualizaciones frecuentes del software.
  • Realizar un análisis de riesgos y evaluar regularmente el nivel de seguridad de la empresa para identificar y corregir posibles vulnerabilidades.
  • Capacitar a todos los empleados sobre las prácticas de seguridad cibernética y fomentar una cultura de seguridad en la empresa.
  • Contratar a un experto en ciberseguridad o a una empresa especializada en seguridad cibernética para garantizar que la empresa cuente con un nivel adecuado de protección contra los ataques cibernéticos.
  • Establecer un plan de respuesta a emergencias cibernéticas para saber cómo actuar en caso de un ataque cibernético.

Estas recomendaciones pueden ayudar a las empresas a protegerse contra los ataques cibernéticos y garantizar un nivel adecuado de seguridad cibernética.

Para ayudar a las empresas fórmate a partir del próximo mes de febrero con el Máster en Hacking Ético con Certificado Oficial de EC Council.

Ataques más comunes en ciberseguridad

Las amenazas más comunes en materia de ciberseguridad para las empresas y la sociedad en general son:

Virus y malware

Los virus y el malware son programas que se instalan en los sistemas informáticos sin el conocimiento o el consentimiento del usuario. Los virus y el malware pueden causar daños en los sistemas informáticos y robar información confidencial.

Ataques de phishing

Los ataques de phishing son intentos de engaño por parte de los ciberdelincuentes para obtener información confidencial, como contraseñas o información bancaria, mediante el envío de correos electrónicos o mensajes de texto falsos que parecen ser legítimos.

Ataques de ransomware

Los ataques de ransomware son un tipo de ataque cibernético en el que los ciberdelincuentes cifran los datos de una empresa o un individuo y exigen un rescate a cambio de la clave de descifrado.

Ataques de denegación de servicio (DoS) y ataque distribuido de denegación de servicio (DdoS)

Los ataques de denegación de servicio son intentos de sobrecargar un sistema informático o una red con tráfico falso con el fin de impedir que los usuarios legítimos accedan a los servicios o información.

Existen dos tipos de ataques de denegación de servicio: DoS (Denial of Service) y DDoS (Distributed Denial of Service). La diferencia entre ellos es el número de dispositivos o direcciones IP que participan en el ataque.

  • En un ataque DoS, una sola máquina o dirección IP genera un gran número de peticiones al servicio objetivo, consumiendo sus recursos hasta que este deja de funcionar.
  • En un ataque DDoS, varios dispositivos o direcciones IP realizan peticiones o conexiones simultáneas al mismo servicio objetivo. Estos ataques son más difíciles de detectar ya que las peticiones provienen de diferentes IP’s y no se puede bloquear una sola IP para detener el ataque.

Ataques a dispositivos IoT

Los dispositivos IoT (Internet de las cosas) son aquellos que están conectados a internet, como las Smart TVs, las Smart Home o los wearables. Los ataques a estos dispositivos pueden utilizarse como puerta de entrada para atacar otros sistemas informáticos.

Estas son algunas de las amenazas más comunes en materia de ciberseguridad para las empresas y la sociedad en general. Es importante estar alerta y tomar medidas de seguridad para protegerse contra estas amenazas.

Ejemplos de ataques en ciberseguridad 

Lamentablemente existen muchos ejemplos de fallos en la ciberseguridad de empresas conocidas. A continuación vamos a nombrar los más destacados:

En 2017, la empresa de ciberseguridad Equifax sufrió un ataque cibernético que expuso los datos personales de más de 143 millones de clientes.

En 2018, la empresa de redes sociales Facebook sufrió un ataque cibernético que expuso los datos personales de más de 50 millones de usuarios.

La empresa Cloudflare utilizó sus sistemas de protección para detectar y contrarrestar automáticamente el mayor ataque DDoS registrado hasta el momento, con una tasa de 17.2 millones de solicitudes HTTP por segundo.

Estos son solo algunos ejemplos de los muchos fallos en la ciberseguridad que han afectado a empresas conocidas en los últimos años.

¿Cómo formarse en ciberseguridad? 

Para acceder a una de las profesiones mejor pagadas y demandadas del 2023, fórmate en la práctica a través del  Máster en Hacking Ético con el Certificado Oficial de EC-Council.

Gracias al Máster en Hacking Ético con el Certificado Oficial de EC-Council de ITTI aprenderás todo sobre escaneo de redes, análisis de vulnerabilidades, hacking de sistemas, y las plataformas con las herramientas más a la vanguardia para hackers éticos.