La tecnología está cambiando muchos aspectos de la sociedad, no solo las formas de trabajo sino que el entretenimiento mismo está sufriendo una de las mayores transformaciones en los últimos tiempos, esto aplica también para el deporte, donde no solo se han incorporado diferentes herramientas para ayudar a hacer juegos más eficientes, como el VAR en el fútbol, sino que también nacen nuevos deportes curiosos e interesantes que podrían convertirse en una tendencia mundial.

Más allá de los eSports o los deportes electrónicos, los cuales son videojuegos que han escalado a un ámbito competitivo, también han surgido otras disciplinas donde la tecnología es crucial para su funcionamiento y desarrollo.

Fútbol con robots

Aunque el nombre indique otra cosa, no se trata de una novedad de hace un par de años, pues el fútbol con robots autónomos es todo un fenómeno y un proyecto científico de talla internacional, pues la RoboCup es una competencia que existe desde 1997 que envuelve a diferentes tipos de robots autónomos en los que autómatas de diferentes tamaños y funcionamientos compiten por ser los mejores.

Cada tipo de competencia dentro del fútbol de robots tiene una serie de retos diferentes, por ejemplo, en la ‘RoboCup Humanoid League’ se busca crear androides con forma humana que mejoren en su forma de caminar y correr, además de traer desafíos como identificar la pelota, patearla sin perder el equilibrio e incluso trabajar en equipo.

La primera RoboCup reunió 5.000 espectadores y 40 equipos, mientras que la última competencia celebrada en 2021 reunió más de 300 equipos y según los organizadores de la competencia, los robots pueden “encontrar una pelota de manera confiable, moverse muy rápido y comenzar a mostrar comportamientos de trabajo en equipo”.

Cabe resaltar que los robots que participan en la competencia no deben ser controlados a distancia ni de ninguna manera por los humanos, además, el objetivo de la RoboCup es que para 2050 un equipo de autómatas juegue un partido cumpliendo con las normas oficiales de la FIFA y tenga la capacidad de competir contra el equipo ganador humano de la Copa del Mundo”.

Carreras de drones

Devolviendo el control a los humanos, los drones también tienen espacio dentro del deporte. Las carreras de drones se han popularizado en los últimos años y a pesar de que existe una gran variedad (drones autónomos, drones con obstáculos, fútbol con drones), sin duda una de las disciplinas más interesantes es la Drone Racing League, competencia donde los pilotos dirigen a sus dispositivos en pistas de carreras complejas mientras usan gafas de realidad virtual que transmiten en vivo desde la cámara del dron.

La DRL es una competencia a nivel internacional que ha llegado a ser televisada por importantes cadenas de televisión y en la que participan pilotos con drones personalizados que son capaces de alcanzar una velocidad promedio de 145 kilómetros por hora. De dicha competencia destacan las complicadas pistas de obstáculos a las que son sometidos los dispositivos para definir quién será el campeón del mundo.

Speedgate

Aunque el juego en sí no requiere de una tecnología para jugar, lo impactante radica en que dicha competencia fue creada en su totalidad por una inteligencia artificial, donde la compañía AKQA entró a una red neuronal utilizando reglas de aproximadamente 400 deportes para que el sistema creara uno nuevo, generando más de 1.000 resultados y siendo el Speedgate el más consistente, un deporte que combina aspectos del croquet, el rugby y el fútbol con un campo que incluye tres círculos cerrados.

Actualmente, Speedgate ya ha sido reconocido por la Autoridad Deportiva de Oregón y está siendo adoptado por algunas ligas universitarias a lo largo de Estados Unidos. Según AKQA, dentro de los resultados arrojados por la Inteligencia Artificial se incluían algunos “peligrosos” como un disco explosivo que se arroja a los jugadores y otros deportes más “curiosos” como un juego de raqueta en una cuerda floja entre dos globos aerostáticos.

Fuente:

InfoBae