La transformación digital está consolidándose a todos los niveles en España. La inversión de las empresas en tecnología para cumplir las demandas de los clientes es cada vez mayor y esto se refleja en todas las etapas del proceso productivo. Para comprender el reto digital y saber cómo lo afrontan las empresas españolas, el Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad ha elaborado una publicación denominada «Uso de tecnologías digitales por empresas».

Detectar el impacto de la tecnología digital en las empresas españolas y en las personas es imprescindible para saber cómo orientarnos en los indicadores de la sociedad digital. De hecho, la transformación digital en las empresas ha incrementado, con previsiones de aumentar el gasto en tecnología en 2022, pero varía según tamaños y sectores.

Las organizaciones españolas avanzaron en la transformación digital de sus negocios en 2021, incrementando el uso de tecnologías como la inteligencia artificial, el análisis de datos, el cloud computing y el Internet de las cosas. Por otra parte, cada vez existe una mayor preocupación por cómo los trabajadores adquieren las competencias digitales para el trabajo del futuro.

El nivel de implantación actual de las tres tecnologías emergentes identificadas como clave para la transformación digital de las empresas (computación en la nube, big data e inteligencia artificial) está lejos de la meta fijada por la Comisión: que el 75% de las empresas europeas utilicen estas tecnologías en 2030. En el caso de la estrategia del Gobierno de España, España Digital 2025, la meta fijada para 2025 es que el 25% de las empresas utilice tecnologías de big data e inteligencia artificial.

La diferencia en el grado de transformación digital de las pymes respecto de las grandes compañías es importante en la mayor parte de las tecnologías analizadas, pero sobre todo en las de computación en la nube, intercambio automático de datos e inteligencia artificial. Esta brecha digital es acusada entre sectores más relacionados con la tecnología y aquellos que tienen una actividad vinculada con la fabricación y construcción.

Inteligencia artificial
La inteligencia artificial se está consolidando para impulsar el desarrollo económico. Su adopción en las empresas está creciendo, aunque todavía es incipiente tanto en España como en Europa. En 2021 se ha producido un ligero incremento (1%) en su utilización por parte de las empresas, pasando del 7% en 2020 al 8% en 2021.

El objetivo es que los sistemas de IA se desarrollen progresivamente hasta que se puedan implementar a escala. El objetivo de la Comisión Europea en su esa de Decenio Digital es que el 75% de las empresas europeas adopten la IA para 2030.

El reconocimiento y procesamiento de imágenes es la tecnología IA más utilizada: cuatro de cada diez empresas españolas que utilizan inteligencia artificial emplean esta herramienta. En segundo lugar, se encuentran las tecnologías de mecanización de flujos de trabajo o de ayuda en la toma de decisiones, como la automatización de procesos robóticos basados en software de IA.

Les siguen las tecnologías de reconocimiento de voz, que convierten el lenguaje hablado en formato legible por la máquina. En este aspecto, se prueba que los contact centers están en la vanguardia digital, además de que herramientas como los chatbots son cada vez más usados para ayudar a los clientes. Por otra parte, también es destacable la presencia del análisis de datos mediante el aprendizaje automático y la minería de texto, apoyándose en proveedores externos para gestionar estas herramientas de IA.

Sin embargo, todavía hay mucho desconocimiento sobre la inteligencia artificial y su utilidad. De hecho, este es el principal motivo por el que las empresas españolas no usan la IA.

Porcentaje de uso de IA en España por regiones Fuente: Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad.
El big data y el crecimiento del uso del cloud computing
La reducción de los costes de almacenamiento y de procesamiento de datos ha impulsado la recopilación de grandes volúmenes de datos y la adopción de este tipo de análisis. En España, esta actividad la realizan el 11% de las empresas en general y el 29% de las grandes.

El cloud computing se refiere a los servicios TIC que son usados a través de Internet para tener acceso a software, capacidad de computación o capacidad de almacenamiento. En España, el 32% de las empresas declararon haber utilizado servicios en la nube en 2021, un crecimiento del 4% respecto del año anterior.

El Internet de las cosas
El Internet de las cosas (IoT) está experimentando un fuerte crecimiento como tecnología digital en las empresas españolas. Si en 2020 el 17% de las empresas usaron dispositivos interconectados que podían ser monitorizados o controlados remotamente a través de Internet, en 2021 este porcentaje alcanzó el 28%.

Este desarrollo creará un ecosistema en el que aplicaciones y servicios serán impulsados por datos recopilados de dispositivos que actúan como sensores e interactúan con el mundo físico, conectando a miles de millones de dispositivos rápidamente.

Compartición electrónica de datos
El uso de compartición electrónica de datos está generalizándose en las pymes. Se puede dictaminar que hay dos tecnologías que muestran la intensidad digital de las empresas: por un lado, los sistemas para gestionar los flujos de información internos, denominados software de planificación de recursos empresariales (ERP), y por otra parte, los programas para gestionar las interacciones de una empresa con clientes, empleados y proveedores, conocidos como software para la gestión de relaciones con el cliente (CRM). En España, en 2021, algo más de la mitad de las empresas utilizaron un software ERP, un 6% más que en 2019.

Datos destacables

  • La tecnología emergente que más crece es el Internet de las cosas, adoptada por un 28% de los negocios, un 11 % más que en 2020.
  • La inteligencia artificial (IA) se posiciona como motor de desarrollo económico, aunque su uso apenas crece un 1%. Madrid es la comunidad donde más empresas han adoptado tecnologías de IA: un 11% del total.
  • La reducción de costes digitales impulsa el empleo de análisis de big data, ya presente en un 11% de las compañías.
  • Una de cada tres empresas españolas utiliza servicios en la nube. La tecnología ha experimentado un crecimiento del 4% respecto del año anterior.
  • Ocho de cada diez empresas (82%) ya usan la firma digital en sus gestiones.
  • El empleo de los medios sociales (redes sociales) se ha generalizado entre las empresas: dos de cada tres compañías (67%) las usaron en 2021, lo que supone una subida del 4% respecto de 2020.
  • La utilización de sistemas de intercambio electrónico de datos dentro de la compañía (ERP) se ha incrementado un 12% desde 2019, y en 2021 está presente en el 52% de las empresas.
  • En el intercambio de datos con proveedores y clientes (CRM) se ha producido una evolución positiva, pasando del 36% en 2019 al 42% en 2021: un crecimiento del 6%.
    En lo relativo al comercio electrónico, una de cada cuatro empresas realizó ventas mediante este medio en 2020, dos puntos porcentuales más que el año anterior.

Fuente:

Contact Center Hub