La inteligencia artificial (IA) no se detiene, sino que cada día se implementa en más tareas cotidianas. Desde tomar una foto con tu smartphone hasta pedirle algo Alexa, Siri o Google Assistant, la IA está más presente en nuestro día a día de lo que imaginamos. Google viene utilizándola desde hace 20 años, y ahora está lista para aprovechar toda esa experiencia en una arquitectura de nueva generación denominada Pathways.

PATHWAYS

En 2001, Google comenzó su viaje con la Inteligencia Artificial. Una de sus primeras funciones era una técnica de aprendizaje automático que ofrecía resultados precisos, aunque los usuarios hubiesen escrito mal el término de búsqueda. Desde entonces hasta la actualidad, el método de entrenamiento de la IA en Google siempre ha sido el mismo.

Ante cada problema se entrena un nuevo modelo de Inteligencia Artificial desde cero. Es decir, en lugar de extender lo aprendido anteriormente, se crean nuevas soluciones muy específicas, que requieren recursos y tiempo. Hasta el momento, esto ha resultado tremendamente útil, pero no es del todo eficiente y es necesaria una evolución.

Infinitas rutas de conocimiento

“Imagínese si, cada vez que aprendiera una nueva habilidad, olvidara todo lo que había aprendido y comenzara a aprender cada nueva habilidad de la nada”. Este es el ejemplo que hace Google en referencia a los métodos actuales para entrenar a la Inteligencia Artificial.

Esta da como resultado miles de modelos tremendamente específicos para resolver problemas. Pero este modelo podría tener los días contados gracias a la arquitectura Pathways, capaz de entrenar “un solo modelo para hacer miles o millones de cosas” en comparación con el enfoque actual altamente individualizado. Y, además, no tiene que empezar desde cero cada vez, lo que incrementa exponencialmente su eficiencia.

Pathways puede “aprovechar y combinar sus habilidades existentes para aprender nuevas tareas de manera más rápida y eficaz”. La comparan con el cerebro de los mamíferos, es decir, puede manejar muchas tareas diferentes. Desde las más simples hasta las más complejas.

Inteligencia Artificial multisensorial

Uno de los problemas de lo actuales modelos de Inteligencia Artificial es que, junto con su tremenda especificidad, se centran en un solo “sentido”. Es decir, procesan una única modalidad de información a la vez.

Pathways busca superar estos límites. Para ello, se está trabajando en un modelo multimodal que permita el procesamiento visual y auditivo de manera simultánea. Así, el sistema de Inteligencia Artificial de Google podría identificar un objeto si ve un vídeo del mismo, lo escucha, lee la palabra que lo define, o alguien lo menciona.

Con avances como este, la Inteligencia Artificial podrá ayudar a enfrentar desafíos como enfermedades, desigualdad y el cambio climático, afirma Google. Además, la compañía también está trabajando en su Modelo Unificado Multitarea (MUM), el cual ya ha demostrado su gran utilidad para mejorar los resultados de búsquedas.

Fuente: www.hipertextual.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *